Consulta en Zaragoza (Policlínico de MAPFRE)

Calle Camino de las Torres nº 16

Zaragoza

Teléfono: 610.80.50.03

Correo:  contacto@reviejonutricion.com

Tel: 610.80.50.03

Reviejo Nutrición en los Medios

RECETA: MERMELADA CASERA DE FRESAS



Soy de la idea de que, “podemos comer casi de todo” pero, teniendo en cuenta que, siempre debemos optar por una opción sana y saludable de cada uno de los alimentos.

Estas opciones normalmente, son las que NO escogemos, debido a que, nos llevan un poco más de tiempo.

Por ello es bueno planificar y reservar en tu semana al menos una hora, no hace falta más, para organizar la despensa, hacer la lista de la compra, negociar con la familia un menú y mientras elaborar aquellos platos o ingredientes que durante la semana nos puedes sacar de apuros, sobre todo a la hora de los desayunos, medias mañanas y meriendas. Por ejemplo ( tortitas, pudding o una simple mermelada casera).

Si te organizas, ahorrarás tiempo y dinero y sobre todo, conseguirás que tus menús sean más variados y sanos.

Hoy te voy a dejar una receta de mermelada de fresas caseras, ya que, estamos en época y hay que aprovecharlas.

Y que mejor, que hacer una rica mermelada para poder untar en tu pan de harinas integrales.


Esta mermelada te sorprenderá; “realmente sabe a fresas”, eso si dura más o menos una semana en la nevera.

No lleva conservantes, por lo cual, la cantidad que hagas que no sea en exceso.

Además que no debe ser un ingrediente habitual en tus desayunos.


INGREDIENTES:

  • 400 GR DE FRESAS FRESCAS

  • 1-2 SOBRES DE STEVIA

  • 1 LIMÓN

  • 2-3 TABLAS DE GELATINA NEUTRA

¿Te sorprende que, con estos ingredientes tengas una mermelada casera y sana?.


ELABORACIÓN:

  1. Lavar y pelar las fresas, las cortas en trocitos pequeños. Una vez cortadas exprimes el zumo del limón sobre ellas.

  2. Coges una cacerola y la pones a fuego medio y echas las fresas dentro revolviendo cada poco tiempo para que no se te peguen. Verás que las fresas se van deshaciendo y van tomando la forma de una mermelada, un poco líquida al principio.

  3. Cuando lleves unos 10-15 min añades el sobre de stevia y revuelves de nuevo.

  4. No pares de revolver la mezcla para que no se te pegue.

  5. La gelatina la pones en un bol con agua fría durante 5 min para que se ablande.

  6. Una vez que esta la gelatina flácida, que se nota al tacto, añades las 2-3 tablas de la misma en el cazo con las fresas y verás que estas espesan y a  revolver de nuevo.

  7. En otros 10-15 minutos más ya tienes la mermelada.

Sácala del fuego y déjala enfriar. Una vez fría la pasas a la nevera y la dejas una noche entera y al día siguiente desayuno con un arica tostada de pan de centeno integrak y mermelada de fresas casera. ¿ Qué más se puede pedir?.

Si la comprar ( no lo hagas), OJO con las versiones light, sin azúcares añadidos o bajas en calorías.

Una mermelada lleva azúcar, ya que es fruta, la idea es no añadir más, una opción light puede que contenga para dar sabor fructosa por lo cual estanos en las mismas, ya que, la fructosa nos aporta las mismas calorias.

Cuidado con las etiquetas, por ello, comer sin ellas es mejor.

Haz tu propia mermelada y de vez en cuando úsala para un desayuno un poco más dulce.

Siempre hay una opción más saludable.


SOMOS LO QUE COMEMOS.

LR NUTRICIÓN

4 vistas