Reviejo Nutrición en los Medios

TEST DE INTOLERACIA, ¿TODO VALE?



Atónita, sorprendida, anonadada me quedo, cuando voy por la calle, busco en google o miro la televisión, y veo los múltiples anuncios de test de intolerancias, “TIEMBLO” están por todos los sitios.

Y cuando digo “todos los sitios” me refiero: peluquerías, herbolarios, franquicias variadas, internet.

Los precios son variados y diversos desde 20 euros ( pocos) hasta 300 ( la mayoría).

Y yo me pregunto “ ¿hasta donde se puede engañar al paciente?”, ¿ dónde se ha quedado la ética profesional?.

Luego, pasa lo que pasa, se hacen estas pruebas ( con electrodos, saliva, y a saber que más) en las que, te dan un listado de supuestos alimentos  y unas recomendaciones variadas, “sin saber nada de ti”, bueno si, “que tienes unos 200 euros menos en tu cartera”.

 Y es cuando el paciente (que si se ha hecho este test es porque se encuentra mal) se vuelve loco, porque no sabe ¿cómo hacer?, no sabe ¿cómo comer?, no sabe ¿cómo gestionar su menú? con la información que le han dado, que además es incierta.

 Al cabo de una semanas intentando hacer los cambios, se desespera y como además no se encuentra “para nada mejor”, decide que se va a buscar a alguien que le pueda ayudar de verdad. 

¿ Cual es la realidad de los test de intolerancias?.

- Todos aquellos “test de intolerancia” que no se realizan mediante una muestra de sangre pueden no ser útiles. 

Cuando nos hacemos un test de intolerancias alimentarias mediante una muestra sanguínea, lo que realmente se valora, es la respuesta ante una sustancia que nuestro organismos detecta como extraña llamada “alérgeno”. 

Por ello nuestro sistema inmune reacciona, liberando anticuerpos llamados “Inmunoglobulinas G ( IgG)”. 

En los test en los cuales te extraen una muestra de sangre, se pone en contacto una serie de sustancias ( posibles alérgenos) con tu muestra sanguínea y ahí se observa ( técnica microarrays, Elisa ) si tus anticuerpos reaccionan.

Después de esto, te dan unos resultados, pero debes tener a un profesional, que te sepa explicar con calma y adaptar a tu día a día los mismo.

 Si excluyes un alimento, un  grupo de ellos, deberás saber cómo sustituirlos, para no tener déficit nutricionales.

El test de intolerancias alimentarias, debería ser el “último recurso” que debes usar. Antes hay que valorar ¿ qué es lo que hace que te encuentres mal?.

Es decir; trabajar en consulta qué estas comiendo, cómo lo estas comiendo, en qué momento tienes síntomas, qué síntomas tienes etc etc..

Pero claro; es más sencillo, supone menos tiempo y se gana más dinero, haciendo que te pases una torunda por la boca o poniendo un electrodo durante 5 minutos en un dedo, que analizando los registros de comidas de un paciente durante 15 días y viendo en que momentos y que síntomas tiene cada día. 

Solo quiero pedirte, que antes de tirar tu dinero por la borda y de volverte loco con los papeles que te dan después de hacerte un test, te preguntes, ¿qué es lo que produce tu malestar? pide ayuda a un nutricionista y si no encuentras respuesta hazte un test, pero “un buen test” y con un profesional que te guié a la hora de valorar los resultados.

Y por supuesto no te lo hagas para bajar peso. Si quieres perder peso, gástate el dinero en unas deportivas y en llenar tu carro de la compra de forma sana. 

NO TE DEJES ENGAÑAR. TU SALUD ESTA EN JUEGO.


SOMOS LO QUE COMEMOS

LR NUTRICION

Tel: 610.80.50.03

Consulta en Zaragoza (Policlínico de MAPFRE)

Calle Camino de las Torres nº 16

Zaragoza

Teléfono: 610.80.50.03

Correo:  contacto@reviejonutricion.com