Reviejo Nutrición en los Medios

Riesgos de iniciar antes la Alimentación Complementaria.

TAMBIÉN OS HABLAMOS EN ESTE ARTÍCULOS DE LOS PRODUCTOS EN CUYA ETIQUETA FIGURA " a partir de 4 meses".



Como ya hemos visto anteriormente, para comenzar la Alimentación Complementaria es necesario que nuestro bebé cumpla una serie de requisitos. Dichos requisitos son muy importantes porque nos indican entre otros aspectos, que nuestro pequeño está preparado tanto a nivel neurológico, como muscular y digestivo.

En este artículo vamos a hablar de los riesgos que conlleva comenzar con la Alimentación Complementaria cuando nuestro bebé no está preparado todavía:

- Desnutrición. Como su sistema digestivo no está preparado para gestionar alimentos diferentes a la leche (bien materna o de fórmula), no es capaz de aprovechar los nutrientes y, por lo tanto, los alimentos sólidos, pasan por su sistema digestivo sin proporcionar nutrición suficiente.

- Al hilo del punto anterior, debemos recordar que, la leche debe ser el alimento exclusivo del bebé hasta los 6 meses y prioritario hasta los 12 meses, ya que le aporta la energía y los nutrientes que necesita. Si le ofrecemos otros alimentos demasiado pronto, puede que deje de mostrar interés por la leche que es el alimento que realmente le está aportando calorías y nutrientes de calidad acordes a su edad, al tamaño de su estómago y a su maduración.

- Deficiencias nutricionales. Comenzar antes de tiempo la Alimentación Complementaria (bien con triturados o con sólidos) puede interferir en la absorción de nutrientes presentes en la leche, lo que derivará en deficiencias nutricionales y en una deficiente biodisponibilidad de nutrientes tan importantes como, por ejemplo, hierro y zinc.

- Diarreas y otras enfermedades gastrointestinales. Todo ello debido a la inmadurez digestiva y a la digestión y absorción deficiente que conlleva.

- Infecciones y alergias. Como su sistema inmunológico no ha terminado de madurar, los bebés que ingieren sólidos o papillas demasiado pronto sufren más infecciones y corren mayor riesgo de desarrollar alergias.

- Mayor riesgo de atragantamiento por diversos motivos, como que no se mantienen sentados rectos, que no saben gestionar otros alimentos que no sean leche…

- Enfermedades respiratorias causadas por broncoaspiración debido a la inmadurez neurológica.

- Mayor riesgo de padecer obesidad y factores de riesgo asociados (HTA, diabetes…) a largo plazo. Debido entre otras cosas, al menor tiempo de lactancia exclusiva, que se ha observado tiene un posible efecto protector para el sobrepeso y la obesidad infantil. Además, los alimentos que se suelen introducir demasiado pronto, son papillas, repletas de azúcares, que juegan un papel importante en este tipo de enfermedades.

- Sobrecarga renal. Su capacidad de excreción a través de los riñones también es inmadura, por lo que la introducción temprana de ciertos alimentos ricos en proteínas y minerales pueden provocar daño renal.

- Riesgo de padecer eczema atópico. La lactancia también ejerce un posible papel protector frente a la enfermedad atópica.

Por todo ello, nunca se debe empezar la Alimentación Complementaria si nuestro bebé no cumple los requisitos necesarios.

Pero, aún así, podemos ver en el mercado una gran cantidad de productos dirigidos a bebés en cuya etiqueta se lee “a partir de 4 meses”. En 2003, la edad mínima recomendada para comenzar la Alimentación Complementaria pasó de los 4 a los 6 meses, pero los fabricantes pueden seguir promocionando este tipo de productos. Por eso, muchos padres están confundidos y no saben que la recomendación oficial ha cambiado, o la conocen, pero no son conscientes de la importancia que tiene no caer en la tentación y en el marketing de estos productos. De hecho, existe el “Código internacional de comercialización de sucedáneos de la leche materna” que restringe la promoción de cualquier tipo de alimento o bebida dirigido a menores de 6 meses, pero este Código es voluntario, es decir, la industria alimentaria no está obligada a seguirlo.

Somos lo que comemos

Reviejo Nutrición

Escrito por Virginia Gracia

Técnico Superior en Dietética y Nutrición

Miembro del Equipo de Reviejo Nutrición


13 vistas

Tel: 610.80.50.03

Consulta en Zaragoza (Policlínico de MAPFRE)

Calle Camino de las Torres nº 16

Zaragoza

Teléfono: 610.80.50.03

Correo:  contacto@reviejonutricion.com