Consulta en Zaragoza (Policlínico de MAPFRE)

Calle Camino de las Torres nº 16

Zaragoza

Teléfono: 610.80.50.03

Correo:  contacto@reviejonutricion.com

Tel: 610.80.50.03

Reviejo Nutrición en los Medios

¿Qué opináis sobre el impuesto de las bebidas azucaradas que se ha implantado en Cataluña?



El día 1 de Mayo entro en vigor, solamente en Cataluña, un nuevo impuesto. Este grava a las bebidas con un alto porcentaje de azúcar.

El impuesto, repercute al consumidor final y el gravamen es el siguiente: - 0,08 euros / litro, si la bebida contiene entre 5-8 gr de azúcar /100ml - 0,12 euros/ litro en caso de contener más de 8gr de azúcar /100ml.

Según el gobiernos, el objetivo de este nuevo impuesto es: “ Corregir determinados hábitos de los consumidores y de los fabricantes”.

Esta es la noticia, y mi pregunte es; ¿ qué os parece?, ¿ será efectiva?, ¿la gente dejaré de consumir bebidas azucaradas?, ¿ se conseguirá reeducar a la población en sus hábitos culinarios con este impuesto?, ¿ la industria se planteará un cambio en sus fórmulas?

A lo mejor ,“me meto donde no me llaman” pero como profesional voy a dar mi opinión.

Por un lado, me parece una buena idea, ya que, el consumidor puede empezar a conocer que bebidas contienen unos % de azúcar elevados y plantearse que a lo mejor “no son del todo saludables”.

Pero, yo creo, que aunque es un impuesto que me gusta, para al menos durante un tiempo concienciar a la población. No lo veo en absoluto una solución.  Lo veo como “un parche” al gran problema que existe en la actualidad. Podemos poner impuestos y conseguir que aumento en el consumo de agua por encima de las bebidas azucaradas. Pero, si ese botellín, va acompañado de un bollo, hamburguesa repleta de salsas, helados, comida procesada y nada de ejercicio el cambiar la coca cola por el agua, es un comienzo “no cabe duda” pero no soluciona el problema de sobrepeso, obesidad, sedentarismo, infartos, hipercolesterolemia, diabetes etc etc… que existe en España a día de hoy.

Poner un impuesto es una llamada de atención, pero el problema real, es la falta de información, la escasa información real y viable que tenemos sobre ¿ qué es comer de forma saludable?, ¿ cómo podemos llenar nuestro plato para estar bien alimentados?, ¿ qué alternativas tenemos en nuestra cocina para comer de forma sana, no aburrida? y hacer lo mismo con nuestros hijos. Falta información buena y real. Sobran productos envasados, falta educación a los niños en los colegios sobre alimentación saludable, sobran anuncios mal formulados y que generan falsas expectativas.

Es decir, me parece bien concienciar pagando más por una coca cola, pero no creo que sea una solución al gran problema que existe a día de hoy.

Creo que sería necesario regular muy y mucho la publicidad, regular los productos del supermercado. Y sobre todo, y lo más IMPORTANTE, informar y formar al consumidor final, para que, él con una idea clara, sepa qué esta comprando y la repercusión que tendrá esa elección en su salud y en la de los suyos. Luego que él libremente elija lo que quiera, pero sin engaños. Más formación en los colegio y a los padres sería algo en lo cual yo invertiría ( que idílico es esto) la recaudación de este impuesto.

Un impuesto que es beneficioso para concienciar, pero que es un parche a la solución real. 

SOMOS LO QUE COMEMOS. LR NUTRICIÓN