Reviejo Nutrición en los Medios

ALIMENTOS PARA LLEVAR MEJOR EL EMBARAZO


El cuerpo cambia con el embarazo y también, las sensaciones al comer. Un nutricionista nos ayuda a elegir los alimentos para llevar mejor la gestación.

El embarazo es probablemente uno de los mayores esfuerzos fisiológicos que una mujer adulta debe afrontar. Durante este proceso, la futura madre experimenta una serie de cambios, tanto físicos como emocionales, que llevan a que este periodo de 280 días de media sea una de las etapas más bonita pero también más sufridas de la vida de una mujer.

Y cuando digo sufridas, es porque durante la gestación, ese esfuerzo fisiológico hace que la mujer tenga que modificar las rutinas a las que está acostumbrada, incluso en la alimentación. De hecho, seguir algunas pautas nutricionales puede hacer más llevaderas algunas de las molestias o complicaciones que en ocasiones surgen durante el embarazo.


Náuseas y vómitos.

La aparición de estos síntomas es frecuente en las primeras semanas de gestación y normalmente desaparecen a las 12 ó 16 semanas. Suelen tener mayor incidencia en las primeras horas de la mañana y se van reduciendo a lo largo del día. ¿Las causas? No están del todo claras. Los cambios en los ritmos de los movimientos intestinales, aspectos endocrinos, déficit de ciertas vitaminas o cambios en el metabolismo pueden contribuir a este malestar. Para, al menos, controlar estas molestias podemos hacer varias cosas:

·       Tomar alimentos secos y ricos en hidratos de carbono. Son fáciles de digerir y se toleran mejor que otros más jugosos. Colines, pan tostado o galletas tipo cracker son una buena elección para esas primeras horas de la mañana. En esta etapa es mejor reducir en lo posible el consumo de alimentos ricos en grasa (mantequilla, margarina, aceites, bollería…), más pesados para digerir.

·       Hacer al menos cinco comidas al día y de pequeñas cantidades. Si este consejo es aplicable a la mayoría de la población, a las mujeres embarazadas les facilitará mucho la digestión y el bienestar. - Beber líquidos, sobre todo, entre comidas.

·       Si esas náuseas y vómitos son debidas a un olor en concreto de los alimentos, es mejor evitarlo utilizando técnicas culinarias menos aromáticas, como preparar carne hervida o platos fríos (son menos oloroso que los calientes).


Acidez gástrica.

Es muy frecuente, sobre todo en el tercer trimestre del embarazo, cuando el útero ha aumentado mucho su tamaño y presiona el estómago. Además, la relajación del esfínter del esófago en esta etapa hace más fácil el refluj