Consulta en Zaragoza (Policlínico de MAPFRE)

Calle Camino de las Torres nº 16

Zaragoza

Teléfono: 610.80.50.03

Correo:  contacto@reviejonutricion.com

Tel: 610.80.50.03

Reviejo Nutrición en los Medios

NOTICIA EMITIDA EL 26 DE OCTUBRE DEL 2015 SOBRE CÁNCER COLORRECTAL Y CONSUMO CARNE ROJA Y PROCESADA.

IARC ( Agencia Internacional De Investigación Sobre el Cáncer). Es un organismo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuya misión es dirigir y coordinar la investigación sobre causas del cáncer y elaborar monografías sobre el riesgo cancerígeno para los seres humanas de los compuesto o sustancias estudiados.

Estos agentes, sustancias se clasifican en categorías.

La IARC realiza monografías, es decir, emite  la  información  de  sus  revisiones pero no  elabora políticas de salud o recomendaciones alimentarias.

Estas recomendaciones quedan delegadas a cada uno de los gobiernos o instituciones. La OMS (Organización Mundial de la Salud) avala a esta agencia.

Una vez aclarado esto para que se entienda de donde viene la información comento:

El consumo moderado de carne roja y carne procesada no es nuevo, ya en el año 2002 la OMS emitió un comunicado en el cual se moderaba el consumo de estos alimentos debido a que están relacionados con enfermedades cardiovasculares.

Ayer la IARC emitió una monografía que es el resultado del trabajo de 22 expertos de 10 países diferentes en la cual se han revisado 800 estudios clínicos.

En esta monografía se ponen de manifiesto 2 cosas:

‐   GRUPO DE CARNES ROJAS ( parte muscular de res, ternera, cerdo, cordero, caballo y cabra).

Se incluyen dentro del GRUPO 2A ( probablemente carcinógeno).

¿Esto que significa?, que existe una evidencia limitada de causa de cáncer colorrectal en humanos, es decir, que hay una asociación positiva entre la exposición al agente (carne roja) y el cáncer, pero no se puede descartar otra explicación. Pueden existir más factores que no se conocen.

Por lo cual ¿debemos moderar el consumo de carnes rojas? La respuesta es SI, pero ya desde hace tiempo. La recomendación es consumir carne roja como máximo una vez en semana y una ración de 100 gr.

-­     GRUPO  DE  CARNES  PROCESADAS  (  salazones,  curados,  fermentados,  ahumados,  y  otros procesos que mejoran su sabor y conservación)

Aquí podemos incluir multitud de producto todos envasados ( salchichas, chorizos, cecina, butifarra, derivados de carnes, hamburguesas, jamón serrano….)

A estos productos cárnicos procesados se les ha incluido en el GRUPO 1 junto al tabaco y amianto.

Es decir que hay evidencia suficiente de que produzcan un aumento del cáncer colorrectal.

OJO:  ESTAMOS  HABLANDO  DE  QUE  “PUEDEN  AUMENTAR  EL  RIESGO” DE CÁNCER COLORRECTAL, NO, QUE VAYAN A PRODUCIR SI O SI UN CÁNCER.

< >cada 50 gramos diarios de carne procesada aumenta el riesgo un 18% cada 100 gramos diarios de carne roja aumenta el riesgo un 17%.

‐   Es recomendable “como siempre comento en consulta” reducir la carme roja a 1 ración de 100­‐110 gramos en semana o incluso cada 15 días.

‐    Es  recomendable  evitar  los  productos  procesados,  ya  que,  además  se  les  han  añadido sustancias químicas para su conservación y preparación.

‐ Es   recomendable   empezar   a   sustituir   las   carnes  por  legumbres, pescados, mariscos. Productos vegetales ( tofu, tempeh, algas…) que son completamente desconocidos.

No hay que ser alarmistas, un filete de ternera de vez en cuando no va a productor cáncer, un filete de ternera y salchichas todos los días puede aumentar el riesgo de padecer cáncer.

También  debemos  tener  en  cuenta  que  las  carnes  rojas,  cuando  se  calientan en exceso, pueden producir sustancias cancerígenas como son los hidrocarburos aromáticos policíclicos y las aminas aromáticas, los cuales pueden estar implicados en el desarrollo de ciertos tipos de cáncer ( pero no se sabe con certeza y no se conoce el mecanismo.

Por ello, debemos controlar el proceso de elaboración de estas carnes.

CONCLUSIÓN: limitar el consumo de carne roja a una ración de 100 gramos por semana, mejora la salud cardiovascular y puede prevenir el cáncer colorrectal.

Evitar el consumo de productos procesados mejora la salud cardiovascular y previene el cáncer colorrectal.

Sustituir las carnes por huevos, legumbre, y proteínas vegetales ayuda a elaborar menús más saludables .

No hay que generar una alarma solo debemos saber combinar los alimentos.